PREECLAMPSIA – ECLAMPSIA

PREECLAMPSIA

Preeclampsia es una forma de presión arterial alta que se produce durante el embarazo. Ésta también se conoce como toxemia. La eclampsia aparece en mujeres que tienen ataques o convulsiones provocados por una forma grave de preeclampsia.

Al provocar que los vasos sanguíneos se contraigan, la preeclampsia reduce la cantidad de oxígeno y nutrientes recibidos por el bebé, lo que puede ser la causa de un bajo peso al nacer. Si no se trata, ésta puede ocasionarle insuficiencia hepática, pulmonar y renal. A pesar de las exhaustivas investigaciones, no se sabe con exactitud qué provoca esta enfermedad, la que continúa afectando aproximadamente a 7 de cada 100 mujeres embarazadas. Hasta donde se conoce, la especie humana es la única que adquiere esta enfermedad, por lo que las investigaciones con animales no han sido de mucha utilidad.

La preeclampsia se presenta durante la segunda mitad del embarazo y es más común que ocurra cuando es el primer embarazo, cuando son embarazos múltiples, en adolescentes y en mujeres mayores de 35 años. Si tiene hipertensión crónica, trastornos renales o diabetes, usted tiene mayor riesgo de contraer preeclampsia. Si ha padecido antes de esta enfermedad, las probabilidades de que pueda volver a desarrollarla en un futuro embarazo son del 25% al 50%. Asimismo, si su mamá padeció de esta enfermedad, usted también está en alto riesgo de padecerla. Las madres con el gen angiotensinógeno T235 tienen 20 veces el riesgo promedio de desarrollar este trastorno.

Leer más sobre Preeclampsia

En Español: Lectura 1, Lectura 2 , Lectura 3 , Lectura 4, Lectura 5

                   Lectura 6 .

En Ingles : Lesson 1 , Lesson 2 , Lesson 3

INFECCION URINARIA DURANTE LA GESTACION

La infección del tracto urinario (ITU) se define por la presencia de urocultivo positivo  de acuerdo a la experiencia de Kass y la recogida en la bibliografía médica  recuentos de por lo menos 100.000 unidades formadoras de colonias (UFC) por ml de orina por un solo germen, pudiendo cursar en forma  sintomática o asintomática. Sin embargo la Fundación Centros de Estudios Infectológicos (FUNCEI) recomienda actualmente, si la paciente es sintomática, hacer diagnóstico de ITU con >103  UFC por ml de orina por un solo gérmen. La ITU adquiere particular importancia durante el embarazo, donde su prevalencia es del 5-10%, asumiéndose que la gestación es un factor predisponente para su desarrollo, debido a los cambios fisiológicos que ocurren en esta situación.

Leer más sobre ITU en gestación : Lectura 1 , Lectura 2 , Lectura 3 , Lectura 4 ,

MASTITIS PUERPERAL

MASTITIS PUERPERAL

La inflamación o la infección en las mamas se expresa, al igual que en otros órganos por sus signos característicos: calor local, enrojecimiento de la zona y dolor. La causa es generalmente infecciosa aunque a veces trastornos físicos también pueden producir inflamación.

La mastitis, o a veces también llamada mastitis post parto, es una infección de la glándula mamaria que ocurre a veces en mujeres que están amamantando. Un conducto excretor suele taparse y la acumulación de leche puede causar inflamación y si se sobre infecta con una bacteria, una infección.

Los gérmenes pueden penetrar en la mama a través de tres vías: A través de los conductos que desembocan en el pezón, por la sangre o por el tejido linfático. La primera es la vía más común de entrada de gérmenes, especialmente en los casos en los que existe un estancamiento de las secreciones. La vía sanguínea es más rara y ocurre en casos de infecciones generalizadas del organismo. En el caso de lesiones de la piel del pezón o de la areola la vía de entrada es a través del sistema linfático. En la mastitis la mama es dolorosa, suele verse una zona enrojecida y tumefacta.

En su etapa temprana, la mastitis puede ser curada con antibióticos, pero una complicación no infrecuente puede ser la formación de un absceso que en ciertas oportunidades requiere de un drenaje quirúrgico. Leer más : Lectura 1 , Lectura 2