Todo sobre la diabetes mellitus

Los doctores Serrano Ríos, del Hospital Clínico San Carlos y Gutiérrez Fuentes, de la Fundación Lilly son los responsables de Type 2 diabetes mellitus, el primer volumen de una compilación de 4 libros (Obesity, Arterial hypertension y Atherogenic dislipidemia son los otros 3 restantes) realizada con un enfoque multidisciplinar a partir del trabajo de un equipo de colaboradores internacionales de gran prestigio en las distintas áreas.

Escrito íntegramente en inglés y dirigido a los especialistas en endocrinología, la obra destaca por la clara exposición de la epidemiología, el diagnóstico, las bases moleculares y genéticas de la enfermedad, su relación con la obesidad, factores genéticos y ambientales, insulinorresistencia, complicaciones, dislipidemias, hipertensión, prevención, fisiopatología y el abordaje terapéutico actual de esta afección.

COMPONENTES DEL CAFE PUEDEN MEJORAR LA TOLERANCIA A LA GLUCOSA

Laurie Barclay, MD

El ácido clorogénico y la trigonelina, las cuales están presentes en el café, pueden mejorar la tolerancia a la glucosa, de acuerdo a los resultados de un ensayo aleatorio publicado online el 26 de marzo en Diabetes Care.

En estudios cohortes prospectivos, el alto consumo de café ha sido asociado con un bajo riesgo de diabetes tipo 2, escrito por  Aimée E van Dijk Msc, del Instituo de Ciencias de la Salud, Universidad de Amsterdam, en Holanda, y colegas. “Las asociaciones han sido similares para el café cafeinado y descafeinado sugiriendo que los otros componentes del café más que la cafeína tienen efectos beneficiosos sobres la homeostasis de la glucosa. El Café es la principal fuente del componente fenólico ácido clorogénico y de la vitamina B3 precursor de la trigonelina que ha demostrado reducir las concentraciones plasmaticas de la glucosa en animales en estudio”

 El objetivo del estudio fue determinar los efectos agudos del café descafeinado, ácido clorogénico y la trigonelina sobre la tolerancia de la glucosa en 15 hombres con sobrepeso. Durante 2 horas de test de tolerancia a la glucosa, los investigadores estudiaron el efecto sobre la concentración de la glucosa e insulina de 12 gramos de café descafeinado, 1 g de ácido clorogénico, 500 mm de trigonelina, y placebo (1g de manitol).

El ácido clorogénico y la trigonelina redujo inicialmente la glucosa y respuesta de la insulina durante un test de tolerancia a la glucosa oral. Los autores del estudio escriben ” Este hallazgo es consistente con la hipótesis que esos componentes pueden contribuir al supuesto efecto beneficioso del café sobre el desarrollo de la diabetes tipo 2″. Traducido : Azvirtual

The Dutch Diabetes Research Foundation supported this study. One of the authors is currently employed at Eli Lilly and Company, although he was employed at VU University Amsterdam during the study.

Diabetes Care. Published online March 26, 2009.