INFLUENZA PORCINA AVANZA

David Brooks
Corresponsal . Fuente : La Jornada

Nueva York, 24 de abril. Autoridades federales de salud confirmaron hoy un octavo caso del virus de influenza en Estados Unidos; determinaron que algunos de éstos son resultado de la misma cepa que provoca el brote en México, lo cual elevó el nivel de atención en Washington sobre la enfermedad en ambos lados de la frontera, situación que ahora está bajo monitoreo por la Casa Blanca.

“Nuestra preocupación ha crecido desde ayer a la luz de lo que hemos aprendido. Esto es algo sobre lo cual estamos muy preocupados y que tomamos muy en serio, por lo que estamos procediendo rápidamente”, afirmó hoy el doctor Richard Besser, director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la principal agencia federal encargada del monitoreo de padecimientos contagiosos.

Besser informó que ocho de las 14 muestras de pacientes graves en México analizadas hasta ahora tuvieron resultados positivos para la nueva e inusual cepa de influenza porcina H1N1, la misma que se ha detectado en los casos estadunidenses. “Creo que estamos seguros de que es el mismo virus en México y California”, dijo. Los otros seis casos que no fueron positivamente identificados podrían ser otro tipo de cepa de influenza, pero aún no se puede determinar.

Indicó que “hay cosas que estamos viendo que sugieren que la contención no es muy probable”, ya que una vez que el virus se manifiesta más allá de un área geográfica limitada, eso es difícil.

Asimismo, destacó que ni los CDC ni la Organización Mundial de la Salud (OMS) están emitiendo recomendaciones a quienes viajan a California, Texas y México, y que la OMS no está al punto de declarar una pandemia.

En teleconferencia con reporteros aquí, Besser indicó: “no contamos con suficientes datos para evaluar plenamente la amenaza que representa este nuevo virus de influenza porcina”.

Mientras tanto, la Casa Blanca informó que Barack Obama está recibiendo información para mantenerse al tanto sobre el brote de influenza en México, reportó la agencia Ap. Robert Gibbs, vocero de presidencial, indicó que el Consejo de Seguridad Interna, el Departamento de Estado y los CDC están monitoreando la evolución de la situación, además de que Obama no estuvo en riesgo durante su visita a México, la semana pasada.

Ayer, los CDC informaron que aunque saben que se trata de influenza porcina, ninguno de los casos en Estados Unidos surgieron por contacto con esos animales, sino que parece que se están esparciendo de humano a humano, y eso es “inusual”.

Hoy, Besser precisó que el octavo caso en Estados Unidos se dio en una menor de edad en California, donde se han identificado otros cinco, así como dos en Texas; los afectados tienen entre nueve y 54 años y todos se han recuperado, sólo uno requirió hospitalización. De hecho, sigue siendo un misterio por qué los casos estadunidenses no han sido tan graves como los de México, y hasta donde se sabe no han sido fatales.

Según los CDC, el virus es del tipo influenza A, pero contiene una mezcla nunca antes observada de virus porcino, aviario y humano —incluyendo elementos de virus porcino europeo y asiático (los CDC tienen una página, en inglés, que registra los resultados de su investigación en proceso sobre este virus: www.cdc.gov/flu/swine/investigation.htm).

Besser advirtió que es “críticamente importante” que se sepa más sobre lo que está ocurriendo en México, sobre todo para identificar cuáles de los casos son provocados por la gripe porcina. “Hay mucha incertidumbre, más de lo que cualquiera desearía”. Aunque la agencia federal no ha enviado investigadores a México, Besser indicó que espera que en poco tiempo viajen al país vecino.

Expertos recuerdan aquí que las muertes por influenza son comunes, y que en Estados Unidos fallecen al año unos 35 mil en promedio por ese motivo, y hasta el doble en años severos, reportó el diario Los Ángeles Times. Estados Unidos sufrió brotes de influenza porcina en 1976 y 1988, pero en ambas ocasiones fueron limitados y desaparecieron de manera espontánea.