La pandemia ya tiene su nombre científico oficial

Hasta ahora los organismos de salud pública de Naciones Unidas no lograban ponerse de acuerdo sobre algo tan simple como que nombre técnico exacto utilizar para referirse a la actual epidemia de gripe A. La solución a la que se arribó finalmente es denominarla “Pandemia H1N1 2009″.

(www.neomundo.com.ar / Por Enrique Garabetyan)
Indudablemente, puede parecer un tema menor. Sin embargo, desde el punto de vista de las burocracias internacionales, no lo es.
Lo cierto es que desde hace varias semanas diversas organizaciones como la Organización Mundial de la Salud, la FAO y la Organización Internacional de Salud Animal (OIE) –todos organismos dependientes de Naciones Unidas- no lograban ponerse de acuerdo sobre el nombre técnico que debía utilizarse a la hora de referirse a la pandemia en todas las comunicaciones, estudios, papers y documentos internos y externos.  La solución a la que se arribó finalmente es denominarla “Pandemia (H1N1) 2009″.
EL PORQUÉ DE LA DISCUSIÓN
No es simple entender el porqué de estas discusiones. Sin embargo el conflicto puede entenderse mejor sí se reflexiona acerca de cuáles eran los apodos usuales: desde los más conocidos “gripe mexicana” y “gripe porcina”, también se utilizan frecuentemente “influenza A(H1N1)”, “virus de la influenza originada en el cerdo”, “nueva gripe H1N1″ e incluso- “gripe A(H1N1)v” (donde la “v” significa “variante”).
Y ¿POR QUÉ TANTO DEBATE?
Porque ciertas palabras tienen delicados significados. Por ejemplo la “gripe mexicana” puede ser considerado controversial debido a que estigmatiza a los mexicanos. Y “gripe porcina”, también fue una denominación rechazada porque puede inducir un miedo irracional a los cerdos, algo de lo que la industria respectiva abominaba.
Las otras opciones también pueden inducir a confusiones especialmente a la hora de recurrir a la literatura científica. Por eso afirman los expertos- era importante ponerse de acuerdo acerca de una denominación simple, clara y que además no generara malestares ni discriminaciones.
Por lo tanto, en concreto, a partir de ahora la definición oficial y la política es Pandemia (H1N1) 2009.
Fuente: www.neomundo.com.ar

VACUNA PARA LA GRIPE PORCINA

 Sociedad Latinoamericana de Alergia, Asma e Inmunología
http://www.slaai.org

Una vacuna para la gripe porcina no estaría lista hasta dentro de cuatro o cinco meses

 

Así lo ha señalado el presidente saliente de la Sociedad Española de Virología, Rafael Fernández Muñoz

Confirmado diez casos en España, no estaría lista, por lo menos, hasta dentro de cuatro o cinco meses. Este virus es una variante del virus de la gripe, un virus novedoso desde que tenemos registro histórico de virus de la gripe en nuestro país. “El genoma del virus de la gripe consta de ocho segmentos de ADN, y en el genoma de este virus hay secuencias que corresponden con virus de influenza porcina, algunas secuencias que proceden de virus aviares y tiene también secuencias humanas”, tal como ha señalado el presidente saliente de la Sociedad Española de Virología (SEV), Rafael Fernández Muñoz.

Esto sugiere que el origen de este virus “se ha debido a coinfecciones simultáneas de animales, el virus de la gripe porcina se ha recombinado con el de gripe aviar y se ha generado este híbrido que ha infectado al ser humano. Este virus, de alguna forma, ha sido capaz también de infectar de persona a persona”, ha comentado Fernández Muñoz.
Este experto ha explicado que éste es un virus de transmisión respiratoria a cortas distancias, se transmite a través de estornudos y tos (no como aerosol, sino en gotas gruesas), y por contacto con objetos o superficies infectadas. Para evitar físicamente este contagio, según ha apuntado, “lo principal son las reglas elementales consistentes en ponerse delante de la nariz o la boca un pañuelo de celulosa al estornudar o toser y tirarlo seguidamente, y lavarse las manos con mucha frecuencia y de forma meticulosa. Esto evitaría muchos contagios”.

 Para detectar los casos de personas infectadas por este virus se están realizando pruebas a través de muestras respiratorias, como los lavados nasofaríngeos y los aspirados broncoalveolares, en los casos de hospitalización de pacientes con neumonía. Según este experto, “las pruebas virológicas que se están realizando son de tres tipos: hacer crecer los virus en cultivos celulares, es decir, multiplicarlo para identificarlo, esto es importante porque nos permite caracterizarlo: su origen, genética, virulencia del virus, si resiste a anticuerpos de determinadas personas, podemos tener una imagen de lo agresivo que es y de las defensas que puede tener una población; en segundo lugar, en la muestra se puede detectar directamente el virus por sus proteínas por medio de inmunoensayos, determinando los antígenos del virus e identificándolos; y la tercera, caracterizando los genes de forma que mirando varias secuencias se sepa qué serotipo y qué subserotipo tiene, amplificando las secuencias por el método de Transcriptasa reversa (PCR), y en los casos de virus nuevos, secuenciando la secuencia completa del genoma del virus, esto es, amplificar y secuenciar”.

 

A partir de muestras de sangre también se puede determinar los anticuerpos que permiten saber si la persona esta infectada en ese momento. ‘Las dos técnicas clásicas son la prueba de fijación del complemento y la prueba de inhibición de hemaglutinación. Ahora estamos viendo las personas que manifiestan clínica, pero puede haber intenciones subclínicas, por ello, es importante tomar muestras de sangre en personas que han estado en contacto con infectados para poder saber si éstas han tenido infección, porque si hay muchas infecciones subclínicas, a lo mejor estamos viendo la punta del iceberg, que son los pacientes que hacen clínica, pero resulta que la mayoría ni lo están notando’.

Sobre los medicamentos que se está dispensando a los afectados, según Rafael Fernández, hay dos antivirales que están siendo especial acicate para este virus, son el Oseltamivir (Tamiflu) vía oral, quizá el más eficaz, y Peramivir, inhalado.

El hecho de que este virus esté afectando más a los jóvenes y niños puede ser debido, ‘aunque no habrá una respuesta hasta que no se conozca la genética del virus ni su origen y las pruebas de virulencia y neutralización por distintos sueros’, según él. Pero la hipótesis más probable para los virólogos es que las personas mayores han tenido más posibilidad de generar a lo largo de su vida, una inmunidad o protección, aunque sea residual, que reconoce en parte a este virus, y los más jóvenes no han tenido ocasión de enfrentarse a un virus parecido, no han tenido una memoria inmunológica de reconociendo de éste. También es importante el factor epidemiológico, los niños están en las escuelas, un medio por el que más se difunde un virus en una sociedad’.
Fuente http://www.azprensa.com/

INFLUENZA PORCINA AVANZA

David Brooks
Corresponsal . Fuente : La Jornada

Nueva York, 24 de abril. Autoridades federales de salud confirmaron hoy un octavo caso del virus de influenza en Estados Unidos; determinaron que algunos de éstos son resultado de la misma cepa que provoca el brote en México, lo cual elevó el nivel de atención en Washington sobre la enfermedad en ambos lados de la frontera, situación que ahora está bajo monitoreo por la Casa Blanca.

“Nuestra preocupación ha crecido desde ayer a la luz de lo que hemos aprendido. Esto es algo sobre lo cual estamos muy preocupados y que tomamos muy en serio, por lo que estamos procediendo rápidamente”, afirmó hoy el doctor Richard Besser, director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la principal agencia federal encargada del monitoreo de padecimientos contagiosos.

Besser informó que ocho de las 14 muestras de pacientes graves en México analizadas hasta ahora tuvieron resultados positivos para la nueva e inusual cepa de influenza porcina H1N1, la misma que se ha detectado en los casos estadunidenses. “Creo que estamos seguros de que es el mismo virus en México y California”, dijo. Los otros seis casos que no fueron positivamente identificados podrían ser otro tipo de cepa de influenza, pero aún no se puede determinar.

Indicó que “hay cosas que estamos viendo que sugieren que la contención no es muy probable”, ya que una vez que el virus se manifiesta más allá de un área geográfica limitada, eso es difícil.

Asimismo, destacó que ni los CDC ni la Organización Mundial de la Salud (OMS) están emitiendo recomendaciones a quienes viajan a California, Texas y México, y que la OMS no está al punto de declarar una pandemia.

En teleconferencia con reporteros aquí, Besser indicó: “no contamos con suficientes datos para evaluar plenamente la amenaza que representa este nuevo virus de influenza porcina”.

Mientras tanto, la Casa Blanca informó que Barack Obama está recibiendo información para mantenerse al tanto sobre el brote de influenza en México, reportó la agencia Ap. Robert Gibbs, vocero de presidencial, indicó que el Consejo de Seguridad Interna, el Departamento de Estado y los CDC están monitoreando la evolución de la situación, además de que Obama no estuvo en riesgo durante su visita a México, la semana pasada.

Ayer, los CDC informaron que aunque saben que se trata de influenza porcina, ninguno de los casos en Estados Unidos surgieron por contacto con esos animales, sino que parece que se están esparciendo de humano a humano, y eso es “inusual”.

Hoy, Besser precisó que el octavo caso en Estados Unidos se dio en una menor de edad en California, donde se han identificado otros cinco, así como dos en Texas; los afectados tienen entre nueve y 54 años y todos se han recuperado, sólo uno requirió hospitalización. De hecho, sigue siendo un misterio por qué los casos estadunidenses no han sido tan graves como los de México, y hasta donde se sabe no han sido fatales.

Según los CDC, el virus es del tipo influenza A, pero contiene una mezcla nunca antes observada de virus porcino, aviario y humano —incluyendo elementos de virus porcino europeo y asiático (los CDC tienen una página, en inglés, que registra los resultados de su investigación en proceso sobre este virus: www.cdc.gov/flu/swine/investigation.htm).

Besser advirtió que es “críticamente importante” que se sepa más sobre lo que está ocurriendo en México, sobre todo para identificar cuáles de los casos son provocados por la gripe porcina. “Hay mucha incertidumbre, más de lo que cualquiera desearía”. Aunque la agencia federal no ha enviado investigadores a México, Besser indicó que espera que en poco tiempo viajen al país vecino.

Expertos recuerdan aquí que las muertes por influenza son comunes, y que en Estados Unidos fallecen al año unos 35 mil en promedio por ese motivo, y hasta el doble en años severos, reportó el diario Los Ángeles Times. Estados Unidos sufrió brotes de influenza porcina en 1976 y 1988, pero en ambas ocasiones fueron limitados y desaparecieron de manera espontánea.